Importancia de lograr un buen sueño

Aquí te decimos cómo puedes lograr un sueño perfecto que te permita tener el descanso que necesitas por la noche al irte a la cama.

Piensa más positivamente

Un estudio reciente demostró que las personas que pensaban de forma más negativa durante el día tenían las peores pesadillas. Si crees que tus preocupaciones subyacentes son la causa de tus pesadillas, limitar tus preocupaciones podría acabar con ellas.

O bien, puedes atacarlas desde el otro lado. Decirte a ti mismo que tu sueño no es más que una ficción cerebral puede ayudarte. En lugar de insistir en el sueño y convertirlo en una gran preocupación -lo que los psicólogos denominan “catastrofismo”- puedes decirte a ti mismo que no es para tanto.

Todo esto puede englobarse en el paraguas de la atención plena. Practicar la atención plena te ayuda a relajarte, a centrarte en lo que es verdaderamente importante en tu vida y a alejar las preocupaciones.

Hombre durmiendo

El yoga lleva más de 2.000 años funcionando, al igual que la oración. Encuentre una práctica de atención plena que le resulte atractiva, cúmplala y compruebe si sus pesadillas disminuyen.

Otra cosa que también te puede ayudar al ir a la cama es tener un colchón individual o matrimonial que se adapte a tus necesidades de sueño es decir la suavidad, tamaño y comodidad.

Evite el consumo excesivo de alcohol, pastillas para dormir u otras sustancias

No es de extrañar que la alteración de las sustancias químicas del cerebro pueda hacer que el sueño se descontrole un poco. El uso de antidepresivos y la abstinencia se asocian a cambios en los patrones de sueño y en los sueños. Si has empezado o dejado de tomar recientemente un medicamento con receta y te encuentras con pesadillas más frecuentes, habla con tu médico de inmediato.

Mujer sentada en una cama

Pero otras sustancias que podemos comprar sin receta -o en el bar- también pueden provocar pesadillas.

Cuando abusamos de los somníferos o del alcohol, podemos dormir más de lo normal. Dormir más puede significar más tiempo para soñar y, por tanto, más tiempo para tener una pesadilla.

También corremos riesgos cuando dejamos de tomar estas sustancias. Las pesadillas más frecuentes o vívidas pueden ser un síntoma de abstinencia. ¿Intentas reducir el consumo? Esa podría ser la razón por la que estás teniendo más pesadillas.

En definitiva, esperamos que estos consejos te ayuden a descansar y lograr un sueño perfecto para ti.

También te puede interesar: Aminora los síntomas para dormir bien