Posiciones para dormir cómodamente

La forma en la que duermes puede afectar tu salud y tu estado de ánimo, por ello aquí te dejamos las mejores posiciones para que duermas cómodamente.

Postura y calidad del sueño

La posición en la que duermes juega un papel importante en la calidad del sueño, lo que significa que puede ser el momento de cambiarla. Las diferentes posiciones para dormir tienen diferentes beneficios.

Si está luchando contra el dolor u otros problemas de salud, es posible que necesite cambiar su posición de sueño para ayudar a controlarlo.

Y, aunque no sea algo que puedas hacer en una noche, definitivamente puede valer la pena probarlo. Tomarse el tiempo para entrenarse gradualmente a dormir en una nueva posición podría ser el secreto para mejorar la calidad de su sueño.

Sin embargo, si eso es algo con lo que no se siente cómodo, no se estrese por ello. También puede intentar modificar su posición de sueño favorita para asegurarse de que está sacando el máximo provecho de ella incluso pasar de un colchón matrimonial a uno king size para aprovechar mejor el tamaño.

Posiciones para respirar bien en las noches

Posición fetal Hay una razón por la que esta es la posición más popular para dormir. La posición fetal tiene muchos beneficios.

No sólo es excelente para el dolor de espalda baja o el embarazo, sino que dormir en posición fetal puede ayudar a reducir los ronquidos.

Desafortunadamente, dormir en la posición fetal tiene algunas desventajas. Asegúrese de que su postura sea relativamente relajada, de lo contrario su posición cómoda podría limitar la respiración profunda mientras duerme.

Además, si tiene algún problema de dolor o rigidez en las articulaciones, dormir en posición fetal apretada podría dejarla adolorida por la mañana.

Si quiere que la posición fetal sea más cómoda, asegúrese de que su postura sea suelta y relajada cuando se acurruque. Mantenga las piernas relativamente extendidas, e incluso puede intentar dormir con una almohada.

Dormir de costado Resulta que dormir de costado es muy bueno para ti, especialmente si duermes del lado izquierdo.

No sólo puede ayudar a reducir los ronquidos, sino que también es muy bueno para la digestión e incluso puede reducir la acidez estomacal.

Un estudio anterior examinó a 10 personas en el transcurso de dos días. El primer día, los participantes descansaron sobre su lado derecho después de comer una comida alta en grasas. El segundo, se cambiaron al lado izquierdo.

Aunque se trataba de un estudio pequeño, los investigadores descubrieron que dormir del lado derecho aumentaba la acidez y el reflujo ácido, lo que sugiere que podría ser una buena razón para cambiar de lado por la noche.

Las mejores y peores posturas para dormir y descansar mejor

¿Es bueno dormir de lado?

No sólo puede causar rigidez en los hombros, sino que también puede llevar a la rigidez de la mandíbula en ese lado.

Además, las investigaciones sugieren que dormir de lado podría contribuir a la formación de arrugas. Colocar una almohada entre las piernas ayudará a alinear mejor las caderas para evitar el dolor de espalda baja.

Si prefiere dormir de lado, asegúrese de elegir una buena almohada para evitar el dolor de cuello y espalda.

Duerma sobre el lado que le resulte más cómodo, pero no tenga miedo de cambiar de posición si no le funciona.

Acostarse sobre el estómago Si tuviéramos que clasificar las posiciones para dormir, acostarse sobre el estómago podría estar al final de la lista.

Aunque es una buena posición para roncar o para la apnea del sueño, los beneficios no se extienden mucho más allá.

Las 6 posiciones más comunes para dormir y que dice de ti

Las ventajas de dormir boca abajo

Desafortunadamente, dormir boca abajo puede causar dolor de cuello y espalda. También puede añadir mucha tensión innecesaria a tus músculos y articulaciones, por lo que podrías despertarte dolorido y cansado.

Colocar una almohada debajo de la parte inferior del abdomen puede ayudar a reducir el dolor de espalda. Para mejorar, intenta dormir con una almohada fina para la cabeza – o sin almohada – para reducir cualquier tensión adicional en el cuello.

También puedes intentar deslizar una almohada debajo de la pelvis para reducir el dolor de espalda. Dormir boca arriba Dormir boca arriba ofrece los mayores beneficios para la salud.

No sólo facilita la protección de la columna vertebral, sino que también ayuda a aliviar el dolor de cadera y rodilla. Como explica la Clínica Cleveland, dormir boca arriba utiliza la gravedad para mantener el cuerpo en una alineación uniforme sobre la columna vertebral, lo que puede ayudar a reducir cualquier presión innecesaria sobre la espalda o las articulaciones.

Una almohada detrás de las rodillas puede ayudar a sostener la curva natural de la espalda. Además, si le preocupa mantener la piel fresca, dormir boca arriba la protege de cualquier almohada o arrugas inducidas por la gravedad.

Por otro lado, dormir boca arriba puede ser difícil para cualquiera que tenga problemas de ronquidos o apnea del sueño. También puede ser difícil para cualquiera que ya luche contra el dolor de espalda, por lo que es importante asegurarse de que tiene el apoyo adecuado.

Si duerme boca arriba, intente dormir con una almohada detrás de las rodillas para reducir el dolor de espalda y aliviar la presión sobre la columna vertebral.