Cómo tratar la gripe común desde casa

Todos hemos sufrido alguna vez una gripe o resfriado. Especialmente cuando se tienen niños en casa, este es un problema al que te enfrentaras con mucha facilidad.

La cuestión con la gripe común es que se trata de un virus, el cual permanece en el cuerpo por un plazo de 3 hasta 15 días. Entre los síntomas más comunes se hallan:

  • Tos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Estornudos constantes
  • Constipación nasal o flujo nasal abundante

Por el tipo de enfermedad muchos de estos síntomas se pueden tratar en casa y lograr que la persona enferma esté lo mejor posible y pase su proceso de la mejor manera. Cabe aclarar, que por temas de COVID es importante que, si presentas estos síntomas, lo primero será descartar una infección por COVID y hacer contacto con el médico de cabecera.

Nota importante: Este artículo tiene como objetivo informar y no debe de ser tomada como asesoramiento médico profesional.

A continuación, encontrarás algunos consejos que harán que la gripe común sea menos molesta:

Descansar es lo más importante

Dado que el cuerpo se encuentra en un estrés importante mientras está combatiendo al virus que lo ataca. Por esta razón es que debes de descansar lo más posible.

No trates de cumplir con tus actividades diarias, por lo menos por unos 3 días. Relájate y dale tiempo a tu cuerpo de enfrentar al indeseado atacante.

Dado que uno de los síntomas es que te sientes muy débil, dormir por un par de días completos no será muy difícil. De todas maneras, procura tener un espacio donde no serás molestado. Si tienes cortinas claras, coloca algo encima de manera que tengas una habitación oscura y cómoda para dormir durante el día.

Es importante que cambies las sábanas cada día para que tengas siempre una superficie fresca y libre de gérmenes. Si no tienes oportunidad de lavar las sábanas cada día, procura ponerlas al sol por lo menos unas 3 horas diariamente.

Toma un analgésico ligero

Uno de los síntomas principales de la gripe es que suele venir acompañada de dolor de cuerpo, dolor de espalda u otros dolores incómodos. Para mejorar esto, puedes tomar un analgésico de venta libre como paracetamol, ibuprofeno o aspirinas.

Recuerda de que antes de que decidas tomar cualquier medicamento es importante que consultes primero con tu médico de cabecera.

La importancia de la hidratación

Durante la etapa que dure la gripa en tu cuerpo, una de las cosas más importantes es que te hidrates constantemente. Claro que esto no significa que debas beber refrescos todo el día, al contrario. Las bebidas azucaradas, por más dulces que sean, no aportan mucho para hidratar tu cuerpo.

Algo que puedes hacer es llevar una botella de agua para tener junto a tu cama o al lugar donde estés descansando. Prueba a incluir algunos jugos naturales de frutas como la naranja y la mandarina ya que tienen altos niveles de vitamina C.

También, puedes optar por tomar algunas bebidas con electrolitos, pero no abuses de estas medidas ya que contienen altos niveles de sales.

Recurre al uso de humidificadores

Durante la gripa, las vías respiratorias se encuentran maltratadas, irritadas y sensibles. La mejor manera de contrarrestar esto es usando un humidificador en la habitación.

El vapor que producen los humidificadores ayuda que el aire de la habitación no sea tan seco, sobre todo en la época más fría del año cuando se usan calentadores.

En el humidificador puedes colocar algunas gotas de aceite natural de eucalipto o menta, esto ayudará a ir abriendo lo bronquios y a que puedas respirar con mucha más facilidad. Si no tienes aceites esenciales, puedes colocar algunas ramas de hojas frescas y también funcionará.

Controlando la tos

No todas las gripas son iguales, pero uno de los peores síntomas es la tos. Esta puede ser seca o con moco. Para cualquiera de las dos podrás encontrar medicamentos de venta libre que te pueden ayudar. Aunque recuerda, es muy importante que tengas la opinión de un médico profesional antes de aventurarte a comprar cualquier medicamento.

Aunado al jarabe para la tos, puedes hacer algunas cosas para aliviar un poco la tos.

Uno de los principales malestares de la tos es un cosquilleo que se genera en la garganta. Esto sucede porque está seca y las paredes de la faringe o laringe se encuentran muy irritadas. Para aliviar esto te recomendamos:

Tomar líquidos constantemente, ya sea agua, infusiones herbales, o jugos naturales.

Toma una cucharada de miel de abeja, esto ayudará a lubricar el tracto respiratorio.

Recuéstate en una posición levantada, mientras más horizontal sea tu posición en la cama, más fuerte será el impulso de la tos.

La maravillosa miel

Como lo mencionamos en el punto anterior, la miel te ayudará a tener el tracto respiratorio más humedecido. Pero también cuenta con algunas propiedades que te ayudarán a pasar por la gripa de manera más feliz.

Puedes poner una cucharada de miel en una taza de agua caliente y beber poco a poco, la temperatura del agua y lo dulce de la miel suelen ser elementos muy reconfortantes.

Si no has podido comer mucho, tomar algunas cucharadas de miel durante el día, ayudarán a que tu estómago no esté del todo vacío, sobre todo cuando estás tomando medicamentos.

El verde limón

El limón es una de las frutas más consumidas en nuestro país, y aunque puedes estar más habituada a verlo en los puestos de tacos, el limón en una taza de agua caliente también te hará muy feliz.

Otra idea para mantenerte hidratada es una buena jarra de limonada. Incluso se tienen referencias de que la limonada como recurso para los enfermos se ha usado desde épocas muy antiguas.

Prueba a hacer algunas vaporizaciones con agua muy caliente y el jugo de medio limón, después colócate encima con una toalla sobre la cabeza, para recibir todo ese vapor sanador.

Té con limón

Estos son sólo algunos consejos que te ayudarán a llevar una gripe mucho menos pesada y al final, podrás sentirte mejor en poco tiempo. Ahora sólo nos queda cerrar con el mismo mensaje: antes de quererte curar tu solo o sola, acude primero con médico de confianza.