Cómo saber qué colchón comprar

El colchón es cómo un alma gemela. Pasamos un tercio de la vida acostados sobre él, así saber qué colchón comprar es algo muy imprescindible.

Pero ¿qué colchón es el adecuado para ti? En este artículo te ayudaremos a tomar esa importante decisión.

Para empezar, no te preocupes, ya tomaste la decisión de renovar tu colchón y eso es lo verdaderamente importante porque ya comenzaste a pensar en ti. Asi que le estas diciendo adiós a ese viejo colchón que te heredó tu abuelita y por fin conseguirás algo decente y adecuado al descanso que te mereces.

Por supuesto, son muchas las opciones que puedes encontrar en el mercado, pero no te preocupes que nosotros te ayudaremos con esta decisión.

Cuando empieces a buscar en las tiendas debes tener algunos conceptos en la mente que te servirán para tomar la mejor decisión.

brincando en el colchón

Un colchón debe de ser cómodo

En los medios y el internet se pueden encontrar muchas cosas acerca de si un tipo de colchón es mejor que otro, pero en realidad, un colchón debe de satisfacer tus gustos personales.

¿Te gusta dormir boca abajo o baca arriba? ¿Te sientes mejor con un colchón duro o suave? ¿Sueles moverte mucho cuando duermes o te conviertes en estatua de marfil?

Todos estos factores son determinantes para elegir el colchón más adecuado a tus necesidades. Cuando entres a la tienda y veas los colchones, no dudes en sentarte y acostarte en ellos. No sientas presión de la gente que está en la tienda o de los vendedores. Acomódate como si estuvieras durmiendo, date la vuelta, prueba varias posiciones.

Este ejercicio te ayudará a identificar tus gustos y a encontrar un colchón donde te sientas muy bien.

Un colchón bueno debe durar mucho tiempo

Los colchones no son del todo baratos, piensa en esta compra como una inversión a futuro. La idea es que no vuelvas a comprar otro por lo menos en 6 años.

Existen muchos tipos de colchones y diferentes materiales. Por ejemplo, hay algunos que cuentan con una capa sólida de espuma en su interior. Esta espuma tiene texturas y formas que ayudan a que el peso se distribuya mejor en toda la superficie. Este material suele ser muy resistente y sufre pocos cambios en su forma con el paso de los años.

La cubierta del colchón suele ser de materiales como poliéster, aunque a veces también se agrega algodón a esta mezcla de materiales. Algo en lo que debes de fijarte, es que la superficie cuente con un acolchado parejo. También fíjate en las terminaciones de las costuras.

Diferentes tipos de soporte

Un colchón de calidad debería de garantizar un soporte adecuado para cada parte del cuerpo. Este soporte se obtiene con las bobinas, que son las formas que puedes encontrar dentro del colchón.

Existen varios tipos de bobinas que aportan diferentes tipos de soporte, cada una de las cuales aporta diferente tensión y absorben el peso de diferente manera. Pero no te compliques, en realidad no debes volverte un experto en este tema.

Sin embargo, si sufres algún padecimiento físico crónico, sobre todo dolor en la espalda baja, lo que te conviene es que el colchón cuente con bobinas independientes, las cuales se ajustan a la perfección a las diferentes partes del cuerpo y no modifican la postura natural de descanso.

que colchón comprar

Un colchón de tamaño correcto

Si eres una persona adulta que suele dormir sola, no creas que un colcho individual será suficiente para ti. En realidad, lo mínimo que necesita un adulto que duerme solo es un colchón doble, mejor conocido como colchón matrimonial.

Si duermes en pareja, mejor piensa en un colchón tamaño Queen Size o uno King, si es que tienes el espacio disponible en tu habitación.

Casi todos los colchones tienen un largo de 1.90 metros. Esto sueles ser suficiente para la mayoría de las personas, pero, si eres muy alto o alta, puedes preguntar por tamaños espaciales que agregan más espacio a lo largo para que no duermas con los pies colgando en el espacio.

Una base también es importante

Usualmente, las tiendas de colchones venden los paquetes de box y colchón juntos, esto es una buena idea si no cuentas con una base y, sobre todo, si no quieres dormir a nivel del suelo.

El box te dará altura en la cama, pero también permitirá que el colchón se desgaste menos rápido. En cuanto al box, si bien hay diferentes calidades, en realidad sólo debes de fijarte que aporte la suficiente resistencia.

Para conseguir un buen precio por ambos y no te urge realmente comprar uno mañana, puedes esperar a la siguiente temporada de ofertas de colchones como el buen fin o el hot sale en donde, incluso, en algunos casos, el box lo entregan de manera gratuita.

No te olvides de cuidar el colchón

Una vez que ya hayas elegido el colchón más adecuado, que lo tengas en tu casa y estés preparado para pasar las mejores noches de sueño de tu vida, hay algunos consejos que te ayudarán a mantenerlo en perfecto estado por más tiempo.

Primero, coloca una cubierta entre el colchón y la sábana, esto impedirá que el sudor y los olores se filtren hasta el colchón.

Segundo, procura girar el colchón por lo menos una vez cada dos meses, de esta manera podrás garantizar que no se altere la forma.

Y, por último, recuerda sellar la garantía cuando hagas la compra, no es muy probable que un colchón se rompa, pero podría venir con algún defecto de fábrica. Las garantías suelen durar hasta 10 años así que si llegas a encontrar un problema, puedes estar seguro que la garantía lo cubrirá.