Tips para dormir más rápido

Si eres de las personas que tarda en dormir, puedes probar las siguientes maneras para dormir más rápido y evitar que el insomnio te atrape en tu colchón.

Al final del día data un tiempo para reír

Así que mira un comediante o simplemente vídeos divertidos en YouTube, busca tu especial de comedia favorito en Netflix, llama a ese amigo que siempre te hace reír. Lee algunos tuits divertidos.

Si tienes que irte a la cama antes de tu programa nocturno favorito, mira si puedes transmitir el de anoche en algún lugar.

Medita y realiza ejercicios de relajación

Comprueba cómo está tu dedo gordo del pie. ¿Cómo se siente? ¿Qué toca? ¿Está caliente o frío? ¿Qué sensaciones sientes en él, ahora mismo? Continúa con los dedos de los pies, luego con la planta del pie, el talón y el tobillo.

Este es el comienzo de una “meditación de escaneo corporal” y, cuando estés en la cama con las luces apagadas, puede ayudarte a conciliar el sueño.

Si tienes problemas, intenta seguir una meditación guiada de bodyscan durante unas cuantas noches, como ésta o ésta.

Oscurece tu dormitorio e intenta tener silencio

Sustituye o cubre cualquier luz que puedas ver, incluidas las pequeñas luces de alimentación de los aparatos electrónicos que nunca se apagan.

Si la luz entra por las ventanas, utiliza cortinas opacas. Si puedes oír aparatos como el lavavajillas desde tu habitación, no los pongas en marcha por la noche.

▷Cómo Iluminar una Habitación Oscura: 10 Trucos para 2019

Apártate de la luz azul

Configura tu ordenador y tu teléfono para que las pantallas se tiñan gradualmente de tonos más cálidos y tranquilos a lo largo de la tarde y la noche.

Si tienes un ordenador o un teléfono de Apple, utiliza definitivamente la función Night Shift, que empezará a teñir tu teléfono de un color más anaranjado a medida que se ponga el sol. (Obtén más información al respecto aquí).

Mantén la habitación fresca

Algunos en el hilo de Quora sugieren 20 grados, o simplemente 18 grados; y la Fundación Nacional del Sueño sugiere 22 grados. Así que elige la temperatura de 60 grados que te resulte más cómoda.

Según la NSF, esto ayuda porque tu cuerpo se enfría para conciliar el sueño de todos modos, y la temperatura más baja de la habitación ayuda a avanzar.

Crea rutinas para dormir

Puede ser cualquier cosa o una combinación de cosas que te funcione: leer, estirarse, escribir un diario, lavarse los dientes, lavarse la cara, ducharse.

Hazlo con regularidad y le indicará a tu cuerpo que es hora de irse a la cama. Muchos de estos consejos podrían formar parte de tu rutina.

Leer puede ayudar a dormir

Puedes hacerlo en la cama, en tu sofá o en un cómodo sillón. Si quieres leer en la cama justo antes de quedarte dormido, detente cuando empieces a saltarte palabras.

¿Sigues despierto en la cama 20 minutos después? Ve a leer a algún lugar acogedor que *no* sea la cama, durante un rato, y vuelve a intentarlo. (¿Te gusta demasiado leer para que esto funcione? En serio, inténtalo con un libro aburrido).

Sigue alguna de estar recomendaciones y duerme más pronto de lo que piensas, aunque el continuar con insomnio es un trabajo para profesionales.