Mejora tu calidad de sueño haciendo ejercicio

Es claro que el ejercicio es un excelente complemento para el descanso, podríamos decir que una actividad depende de la otra, pues entre mayor actividad física tengamos, será más fácil conciliar el sueño.

¿Cómo afecta el ejercicio al sueño?

Hay algunas formas distintas y notables en las que el ejercicio puede mejorar la calidad y la cantidad del sueño. Aunque los efectos pueden no ser inmediatos, esa es la naturaleza de este tipo de cambios.

Resultado de imagen para personas haciendo ejercicio

El ejercicio puede aumentar la duración del sueño

Esta conexión es bastante sencilla. Con una rutina de ejercicio regular, está gastando tanta energía que su cuerpo estará naturalmente cansado a la hora de acostarse.

Si tiene problemas para conciliar el sueño y relajarse por la noche, una rutina de ejercicio regular puede acelerar ese proceso de “dormirse”.

Considere si es una persona que se acuesta a una hora específica cada noche y trata de relajarse, o si se acuesta porque realmente está cansado.

Con una rutina de ejercicio consistente, su cuerpo anhelará ese tiempo de descanso por la noche, ayudándole a conseguir unas sólidas 7-8 horas de sueño cada noche.

El ejercicio puede disminuir el estrés y la ansiedad

Según un estudio de la Anxiety and Depression Association of America , la mayoría de los adultos con problemas de sueño inducidos por el estrés lo experimentan al menos una vez a la semana, y más de la mitad de los adultos lo experimentan varias veces a la semana.

  • Las pruebas son claras: el estrés y la ansiedad afectan negativamente a la cantidad y la calidad del sueño.

Afortunadamente, una rutina de ejercicio regular puede ayudarle a afrontar el estrés y la ansiedad. La actividad física hace que el cerebro libere las hormonas del bienestar, llamadas endorfinas.

Estos neurotransmisores ayudan al cuerpo a relajarse y a disminuir el estrés. Muchas personas practican yoga, corren o hacen otros ejercicios aeróbicos para reducir sus niveles de estrés. Sin llevar esa ansiedad acumulada a la cama, puede relajarse y dormirse más rápidamente.

Muchas personas sufren el síndrome de las piernas inquietas, y es exactamente lo que parece. Se trata de una sensación de arrastre, hormigueo e incomodidad en las piernas, normalmente durante la noche. Las piernas se sienten como si necesitaran moverse.

Resultado de imagen para estres

Cómo afecta el sueño al rendimiento deportivo

Todos podemos dar fe de lo que se siente cuando no se duerme lo suficiente. El estado de alerta se ve afectado, al igual que la memoria y el estado de ánimo.

A largo plazo, la mala calidad del sueño puede provocar mayores problemas de salud relacionados con el corazón, la presión arterial y el estado mental.

¿Pero qué pasa con su rendimiento físico? Si su cuerpo y su mente no están bien descansados, su rendimiento físico no será el mejor. Pero lo que realmente importa es algo más que la cantidad: la calidad del sueño.

Entre los factores que influyen en la calidad del sueño se encuentran la comodidad, el entorno de la habitación, la temperatura interna y externa, la posición para dormir y los accesorios para dormir.

Si no estás cómodo durante la noche, no dormirás bien y si no duermes bien, el día siguiente se verá afectado negativamente. Este efecto dominó es algo que afecta a muchas personas, pero no es imposible de solucionar.

Un sistema de sueño de alta calidad significa un sueño de alta calidad.

Los colchones solo representa el 70% de su sistema de descanso; el otro 30% de su comodidad y experiencia de sueño proviene de la almohada.

La buena noticia es que ambos son altamente personalizables para cada persona (y su pareja), asegurando un sueño de alta calidad noche tras noche.

Por ello el hacer ejercicio y mantener un ambiente cómodo puede hacer que duermas las 8 o 9 horas que recomiendas los especialistas.

Más noticias sobre descanso: Surface lanza colchón inteligente