Los peligros de elegir mal un colchón para un bebé

Existe un gran debate cuando se trata de elegir un colchón para bebés, pues suele haber un gran rango de opciones, aquí te explicamos más.

La superficie blanda, impermeable y desigual para dormir de un colchón de aire puede suponer un peligro para los bebés.

Cómo enseñar a un bebé a dormir toda la noche: lo que dicen los expertos -  BabyCenter

Los riesgos de los colchones inflables

Las camas inflable pueden ser baratas, lo cual es una buena noticia para los consumidores que quieren una alternativa a los costosos colchones tradicionales.

Pero sus superficies irregulares, blandas e impermeables son peligrosas para los bebés y pueden aumentar el riesgo de muerte súbita del lactante.

Los peligros pueden ser especialmente graves para las familias con bajos ingresos, según un reciente ensayo publicado en el American Journal of Public Health.

Sin conocer los peligros de poner a los bebés a dormir sobre una superficie hinchable, “las personas sin muchos ingresos disponibles pueden buscar un colchón de aire como alternativa permanente”, dice Jennifer Doering, investigadora de salud pública y enfermera de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Wisconsin, Milwaukee, y una de las autoras del artículo.

Además, señala, “la muerte de bebés tiende a afectar a las minorías raciales y étnicas con más frecuencia que a las poblaciones caucásicas”.

Techstars acelerará a la española Lullaai

Doering se especializa en la investigación sobre la seguridad de los productos y los entornos de sueño de los bebés, y dice que observa múltiples tendencias preocupantes en torno a los bebés y las camas de aire.

Las infestaciones de chinches en las ciudades estadounidenses han obligado a la gente a deshacerse de los colchones tradicionales y han disminuido la disposición de algunas organizaciones benéficas a aceptar donaciones de colchones, escribe.

Más noticias sobre descanso: Los ciclos de sueño menos conocidos

El crecimiento de las camas inflables en el mercado

“Estamos empezando a ver que la gente las utiliza más a tiempo completo como solución para dormir, en lugar de que la suegra venga a casa”, dice Matthew Whalen, director de gestión de riesgos de la empresa Intex, que describe como el mayor distribuidor de colchones de aire del mundo.

En una búsqueda en Amazon.com, ocho de los 10 primeros resultados de “colchón de aire” fueron fabricados por Intex.

Doering y un coautor informan que 108 bebés murieron en relación con dormir en un colchón de aire entre 2004 y 2020, según datos de 24 estados, recogidos en el Sistema Nacional de Informes de Casos de Revisión de Muerte Infantil.

Esa cifra es relativamente pequeña en comparación con el número total de bebés que mueren por asfixia o estrangulamiento accidental en la cama.

En 2020, esa cifra fue de unos 900, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Pero el problema de las muertes de bebés relacionadas con los colchones de aire es lo suficientemente preocupante como para que los reguladores lo investiguen.

En 2020, la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo anunció que había trabajado con la industria y los defensores de la seguridad infantil en un nuevo etiquetado de seguridad.

“Recomendamos que los bebés menores de 15 meses no se pongan a dormir en un colchón de aire inflable”, dice la presidenta interina de la CPSC, Ann Marie Buerkle.

Buscar la etiqueta de seguridad en el colchón es importante

Whalen y un colega de Intex ayudaron a desarrollar las etiquetas de seguridad, que están impresas en el paquete y en el lateral del colchón de aire.

Doering afirma que las etiquetas son un buen comienzo, pero que para proteger a los niños de las camas inflable hace falta algo más que las etiquetas de seguridad. “Ya sabes, lo compras, puede que lo mires una vez, pero ¿los demás miembros de tu familia lo van a mirar cada vez que lo infles? No, no necesariamente”, dice.

Señala que muchos pediatras no saben advertir a los padres sobre los peligros de poner a un bebé a dormir en un colchón de aire, y que los materiales de seguridad para dormir de la Academia Americana de Pediatría no advierten a los padres específicamente sobre los peligros de las camas inflable.

De esta manera, podemos decir que el comprar un colchón barato y que contenga la característica de ser inflable, puede afectar a tu bebé.