Hábitos de sueño saludables

Establecimiento de hábitos de sueño saludables para los recién nacidos toda la información que necesitas aquí. Sigue leyendo.

Ayude a su recién nacido a diferenciar entre el día y la noche. Durante los períodos diurnos de vigilia del bebé, abra las persianas, actívelas activamente mientras lo mece, lo cambia y lo alimenta; luego, por la noche, atenúe las luces, use una voz más tranquila y realice actividades para relajarse.

Se consistente.

Deja a tu bebé cuando se canse. Tranquilícelos para que se duerman con un suave balanceo, un suave canto, un masaje o un chupete. Acuéstelos cuando aún estén despiertos, para que asocien la relajación con el sueño.

Estrategias de sueño para padres

“Convertirse en padre es un ajuste que cambia la vida. Obtenga ayuda adicional para que pueda asumir este nuevo rol. Recluta a familiares, amigos y vecinos para que ayuden con la alimentación y el cuidado del recién nacido, las tareas del hogar y la cocina ”.

La ayuda con las tareas domésticas significa que puede concentrarse en su bebé y su salud y bienestar en lugar de pilas de ropa sucia o platos sucios. Muchos padres primerizos tratan de hacer muchas cosas demasiado pronto y se sienten abrumados.

Fotos de stock gratuitas de adorable, apariencia, apartamento

Algunas estrategias adicionales que se sugiere

Compartiendo deberes nocturnos.

En el caso de las mamás que amamantan, extraiga más leche durante el día, para que un compañero o ayudante pueda encargarse de la alimentación nocturna por su cuenta.

Designar un sofá o una habitación con colchones cómodos para invitados propicios para dormir de forma ininterrumpida, y el compañero fuera de servicio puede dormir de calidad.

Las siestas pueden ayudar a recuperar el sueño perdido

Los médicos están empezando a darse cuenta de que tomar una siesta puede recuperar parte de la falta de sueño.

Para ser un dormilón inteligente:

Duerme cuando el bebé duerme. Tome una siesta de 20 minutos por la tarde para despertarse renovado, alerta y de mejor humor.

Nunca tome una siesta de más de 30 y menos de 90 minutos. El cuerpo puede caer en un sueño profundo y despertar de un sueño más profundo demasiado pronto provoca aturdimiento y desorientación.

Use siestas de 90 minutos para permitir que su cuerpo pase por un ciclo completo de sueño y mejore la memoria, el aprendizaje y el pensamiento.

También te puede interesar: ¿Cuánto tiempo puedes pasar sin dormir?